Publicado el

7 joyas icónicas de la historia del cine

¿Quién no recuerda todos los problemas por lo que tuvieron que pasar dos pequeños hobbits por un anillo con poderes mágicos en El Señor de los Anillos o Audrey Hepburn soñando frente a los escaparates de joyas de Nueva York con un increíble collar en su cuello? 

El cine ha jugado un papel fundamental en la fama que han ganado ciertas joyas. Sin duda, luego de verlas en la gran pantalla muchos modelos y marcas han llegado a formar parte de la cultura popular.

En este blog te dejo las 7 piezas de joyería más icónicas de la historia del cine, y te aseguro que las recuerdas todas. 

Las joyas tienen un gran papel en las películas y los directores lo saben. Por ello, numerosos directores de cine han colaborado con reconocidas firmas de joyas como Cartier, Chopard o Tiffany & Co. para poder incluir en sus películas verdaderas joyas de cine. 

Algunas piezas han logrado tal protagonismo que han lanzado verdaderas tendencias en el mundo real y sobrepasando los límites de las pantallas. 

Los diamantes son el mejor amigo de una mujer, por eso, en esta lista no veremos simples pendientes o collares sino joyas de lujo emblemáticas que cualquiera quisiera tener en su joyero.

#1 El anillo de Elijah Wood en El señor de los Anillos

El anillo más famoso de la historia del cine. Un poderoso anillo de oro con la inscripción “Un anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos, un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas”.

Esta pequeña joya es la protagonista de los libros de J.R.R Tolkien y de las películas de Peter Jackson.

También es conocido como el Anillo de Poder, el Daño de Isildur, o simplemente «el Anillo». El personaje Gollum, uno de sus portadores, lo llama en la novela «precioso» y «regalo de cumpleaños» o simplemente «regalo».​ Te puede parecer increíble que un pequeño anillo pueda despertar tales deseos como los que vemos en la película, pero es que el anillo adecuado puede marcar la diferencia.

#2 El corazón del mar de Kate Winslet en Titanic

Solo necesitaba el collar para que Rose (Winslet) fuese pintada como “una de las chicas francesas” de Jack (DiCaprio). Y no es para menos. Un enorme diamante azul en forma de corazón es más que suficiente.

La joya es un colgante de diamantes en cuyo centro se encuentra el Corazón del Mar, un gigantesco y genuino diamante azul, un zafiro. La dueña de la joya, el terminar la pelicula, la arroja al mar, hundiéndose y desapareciendo para siempre.

Y es que este diamante es tan imponente que incluso le dedicaron toda una historia digna de la realeza. En su historia ficticia nos cuentan que el diamante estaba incrustado en la corona de Luis XVI de Francia y, que debido al estallido de la revolución francesa y otras causas previas, el rey, que hacía parte de la nobleza, perdió su poder en el régimen, y posteriormente en 1793 fue destituido y guillotinado.

Entonces, la corona real fue desprovista del diamente, y este a su vez fue cortado en trozos. Y uno de ellos fue tallado en forma de corazón y bautizado con el nombre de «Coeur de la Mer», Corazón de la Mar.

#3 Los diamantes de Marilyn en Los caballeros las Prefieren Rubias

“Los mejores amigos de las mujeres son los diamantes” dijo Monroe. Luciendo hermosa como siempre en un vestido rosa chillón de seda adornado con una gargantilla de diamantes, dos pulseras y el anillo de diamante The Moon of Baroda en Los Caballeros las Prefieren Rubias.

Y desde entonces sabemos que no se equivocaba. El Luna de Baroda, era un impresionante diamante amarillo de 24 quilates que la actriz lucio durante la promoción del film de Howard Hawks y que en noviembre de 2018 se vendió por mas de un millón de dólares en una histórica subasta celebrada en la sucursal de Hong Kong de Christie’s.

#4 Los rubís y diamantes de Julia Roberts en Pretty Woman

En el momento culminante de una de las peliculas más taquilleras de la historia, Julia Roberts se transforma y todos se fijan en su nuevo look pero lo que más llama la atención es el increíble collar que luce. Formado por 23 rubíes en forma de pera, rodeados de diamantes.

El collar que Edward (Richard Geere) le regala a Vivian (Julia Roberts) fue creado por el joyero francés Fred Joailler especialmente para la ocasión. Su precio es de 203.000 euros (250.000 dólares) y un vigilante de seguridad lo protegió constantemente durante todo el rodaje de la película.

#5 El anillo de diamantes de Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York

Elegir el anillo de compromiso no es una tarea fácil, pero cuando tienes el correcto ¿qué puede salir mal?. La historia de amor de Mr.Big y Carrie nos regaló muchas alegrías (y muchas tristezas) pero no se puede negar que Mr. Big hizo un excelente trabajo al elegir el anillo con el que le pide matrimonio a nuestra querida protagonista.

Un diamante negro de cinco quilates, montado sobre un anillo de oro blanco con 80 diamantes le cortó a respiración a todos los espectadores y marcó una pauta en cuanto a pedidas de matrimonio.

#6 Las perlas de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes

Una de las escenas más icónicas del cine es la de Audrey Hepburn desayunando un croissant y un café frente al escaparate de la joyería Tiffany&Co de nueva York.

Pero, más icónico aún es su collar de cuatro vueltas formado por 120 perlas adornadas con un broche en el centro que servía de complemento para un vestido negro de Givenchy. La pieza, por supuesto, estaba diseñada por Tiffany&Co.

Este collar es tan espectacular que hoy en día puedes conseguir réplicas en diferentes joyerías, pues las perlas no pasan de moda y sigue siendo una joya indispensable a tener en tu joyero.

#7 Los diamantes de Nicole Kidman en Moulin Rouge

El impresionante collar de diamantes que lleva Satine, el personaje de Nicole Kidman, en Moulin Rouge existió de verdad y su elaboración llevó meses de trabajo.

Y es que el deslumbrante collar que a parece hasta el final de la pelicula se robó todas las miradas y nos recuerda una vez más, que los diamantes son, de hecho, los mejores amigos de una mujer.

Actualmente la joya pertenece a la colección de Stefano Canturi, diseñador de la pieza.