Publicado el

Cómo elegir un anillo de compromiso

Elegir a la persona con la que vas a casarte es una de las decisiones más importantes que vas a tomar en la vida. Y, elegir el anillo de compromiso correcto para esa persona especial también es muy importante.

La pedida de mano es un momento de muchos nervios pero, si tienes la seguridad de que el anillo que llevas en el bolsillo es el indicado, vas trasmitir esa seguridad a tu media naranja. Ahora, ¿cómo elegir un anillo de compromiso perfecto para tu pareja?

Debido a la importancia de este momento, pueden surgir muchas dudas antes de elegir el anillo definitivo. Además, vas a encontrar muchas opciones en el mercado, colores, tamaños y formas diferentes.

Tranquilo, ¡Es más fácil de lo que parece!

Un anillo de compromiso es una joya para toda la vida, piensa en él como una reliquia familiar que podrías heredar de generación en generación, ¿Le pone un poco más de valor no?. Sin dudas, el diamante es el elemento protagonista de esta pieza.

Si alguna vez te has preguntado cómo elegir el adecuado,  aquí te dejo algunos tips muy útiles a la hora de escoger ese anillo que seguro va a hacer rodar varias lágrimas de felicidad por las mejillas de tu pareja.

Establece tu presupuesto

Seguro que muchas personas te dirán que debes gastar mucho dinero en el anillo de compromiso, e incluso encontrarás varios artículos que te dicen que mientras más grande el diamante más dinero debes invertir. Pero, éste no siempre es el caso. 

Debes pensar en los gustos de tu pareja, en la contextura de su mano y, en los gastos que vienen luego de un compromiso. Si tu presupuesto te lo permite, ¡genial!. Pero un anillo de compromiso significa una promesa a futuro y lo que realmente importa es el sentimiento que representa ese anillo.

Además, puedes encontrar anillos hermosos por un bajo costo. El ambiente, las palabras adecuadas y el amor que puedas trasmitir van a ser el complemento ideal para ese momento, no te preocupes si tienes un presupuesto limitado.

Habla con tu pareja

¡Pero no arruines la sorpresa!. Intenta hablar con tu pareja sobre sus gustos en joyas y anillos: el estilo, el metal, el tamaño… no solo lo económico tiene importancia. Presta atención a los detalles.

Si no logras conseguir mucha información siempre puedes hablar con su familia o amigos, seguro que ellos podrán ayudarte.  E incluso podrían darte ideas de cómo planear ese día, recuerda que el anillo no es el único elemento presente.

Ponte creativo y seguro que lograrás sacarle una sonrisa a tu pareja cuando hagas la gran pregunta.

¡No lo compres al última hora!

Un compra apresurada nunca sale bien. Seguro que has pensado mucho si esa es la persona correcta para ti, así que también puedes dedicar algo de tiempo en la búsqueda del anillo ideal.

Debes tener en cuenta que el plazo de entrega de un anillo hecho a mano es de dos semanas como mínimo; y si lo compras por Internet tal vez tengas que ajustarlo. Si ya tienes definida la fecha, te recomiendo que compres el anillo por lo menos con un mes de anticipación. Y en ese tiempo puedes buscar ideas para planear la tan esperada pedida de mano.

La talla adecuada

Este es uno de los pasos mas complicados. Aquí vas a necesitar nuevamente a tus cómplices, llama a un amigo o familiar que haga las respectivas averiguaciones o consigue uno de sus anillos y compáralo con este medidor de tallas de anillos. 

Pero, si aún así no logras dar con la talla a tiempo, no te preocupes. En muchos casos es necesario llevar el anillo a la joyería para ajustarlo luego de la pedida de mano. Creeme, si han esperado tanto para dar este paso, unas semanas más para dar con el tamaño perfecto no son tan malas.

Hablemos del diamante

¿Conoces las 4C’s? Si quieres invertir en una joya de calidad y con un gran diamante es importante que conozcas estos conceptos:

  • Corte: Es el único elemento no innato de la piedra, ya que éste depende de la habilidad del joyero para conseguir las proporciones adecuadas para hacer que el diamante refleje luz. Esto es indispensable para resaltar el brillo de la pierda. Existen varias tallas, sin embargo, las más utilizadas en joyería y las más fáciles de encontrar son dos: brillante y princesa. El diamante en corte brillante es ideal para lucir en el clásico solitario. Por otro lado, el corte princesa es perfecto para el estilo pavé, el cual toma protagonismo al estar adornado con diamantes alrededor.
  • Color: El color del diamante es un factor clave para determinar su valor. A mayor transparencia o blancura, su calidad será mucho mejor.
  • Claridad: La pureza del diamante depende de su apariencia. Un diamante puro puede mostrar pequeños detalles como fracturas y líquido.
  • Carat: Carat con abreviatura ct, o mejor conocido como quilates, es la unidad de medida de los diamantes. Los más grandes son relativamente escasos, por lo que su precio es bastante alto.

Elige el anillo

Luego de tener el presupuesto definido, el estilo y talla perfectos es momento de dar el paso y hacer la compra.

Para algunos este proceso es complicado así que te recomiendo ir acompañado, dos cabezas piensan mejor que una.

Ya tienes el anillo…

Un anillo de compromiso personalizado es todavía más especial y único. Por eso, esta es una opción cada vez más popular: puedes grabar dentro una frase, una fecha o un mensaje especial que siempre le recuerde a ti.

Sin embargo, si vas por este camino, debes comprar el anillo con bastante tiempo de anticipación, ya que estos cambios dependiendo de la joyería pueden tardar hasta tres semanas.

Finalmente llega el día, deja volar tu imaginación, piensa en una forma original y romántica de pedirle matrimonio a tu pareja. Si sigues estos consejos encontrarás el anillo ideal que, aunado a un ambiente de película te aseguro escucharás el «Si, acepto».